Digitalización y tecnología para transformar la crisis en oportunidad

PARA ABORDAR MEJOR EVENTOS IMPREVISTOS COMO LA PANDEMIA, ES NECESARIO PARA LAS EMPRESAS CREAR PLANES ESTRATÉGICOS BASADOS EN LA TRASFORMACIÓN DIGITAL Y UTILIZAR LA INNOVACIÓN COMO MOTOR DEL CAMBIO.

Este último año será recordado por hechos que han transformado el escenario mundial con consecuencias difíciles de cuantificar en este momento. El análisis de datos, la inteligencia artificial, la digitalización está demostrando ser aliados imprescindibles para los procesos empresariales. Las empresas españolas se enfrentan a una presión sin precedentes independientemente del sector de actividad.

La adopción por parte de Alberta Norweg, del modelo EFQM, nos ha indicado que la sostenibilidad a medio y largo plazo está sometida al acometer planes de digitalización que les permitan mantener el funcionamiento de los procesos de negocio significativos minimizando el impacto económico y salvaguardando la sostenibilidad.

Fundamentales para las empresas son: Tecnología y digitalización

Es cierto que vivimos una situación de crisis y tener la capacidad de evaluar y mitigar los impactos gracias a las capacidades tecnológicas, permite a las empresas potenciar la continuidad del negocio y el funcionamiento de los procesos productivos.

Las plataformas digitales combinan herramientas de análisis avanzadas con conectividad remota y ofrecen la visibilidad para identificar problemas y absorber impactos negativos.

Aprovechar la tecnología digital significa introducir respuestas efectivas y eficientes aumentando la resiliencia de los procesos comerciales.

Hay que ser resilientes, ante los escenarios más cambiantes.

En este último año, los eventos no planificados, han generado situaciones de incertidumbre que pueden tener un efecto devastador.

Las empresas tienen que ser conscientes de que es fundamental identificar y planificar la continuidad de las operaciones comerciales, garantizando la protección de las personas y los procesos.

Para poderse enfrentar a posibles accidentes, es necesario un plan de crisis corporativo que nazca de un análisis de riesgos, para permitir a una organización, la continuidad de las actividades.

La implementación coherente, de las herramientas digitales es un camino a seguir para obtener los mejores resultados y permitir ser resilientes.

Las empresas resilientes deben planificar de forma proactiva dicha implementación para minimizar los efectos de la incertidumbre.

Tener acceso a información más precisa y completa, permite, al fin y al cabo, responder rápidamente. Uno de los beneficios de la conectividad en el mundo digital es que, al combinarla con una estrategia sólida, permite rapidez y agilidad para responder.

La tecnología entra en juego especialmente en el caso de eventos no programados y ayuda a la empresa a tomar todas las medidas necesarias para tener acceso inmediato a la información esencial mediante la activación de planes de continuidad del negocio.

Aquellas empresas cuya planificación, estrategia y coordinación les permiten hacer frente a las crisis, suelen ser más eficientes, mejor conectadas y más centradas en el cliente.

Nos guste o no ya estamos instalados en el cambio y lo único seguro es que será constante, cosa nuestra será convertirlo en oportunidad.