Espacios de oficina post pandemia

Reinventemos el concepto de oficina, es la oportunidad que nos brinda el coronavirus y las tecnologías. Así como redefinir la manera en la que trabajamos y reescribir las normas. Hagámoslo todos juntos empleados y empleadores, negociemos.

“El virus no era simplemente una crisis de salud; también era un problema de diseño” Joel Sanders dijo en su artículo: «Ambientes construidos para un mundo postpandemia» y que recomiendo lean. La arquitectura tiene que pensar en las necesidades del momento y las necesidades que se puedan percibir para un futuro incierto; entre el deseo de nuestros cuerpos y mentes, y una necesidad de transformación futura y continua.

«Estamos viviendo un momento de cambio real en el mundo laboral impulsado por una crisis existencial», explicó Cheese. Y ese cambio, en mi opinión, pone a los empleados en el centro de decisiones estratégicas como nunca antes.

«El hábito de ir a trabajar todos los días a una oficina se ha visto alterado, y cuándo un hábito se rompe es cuando se puede crear uno nuevo. La era del escritorio permanente ha acabado«, resume David Mott, en su artículo y nos propone cinco modelos de “oficinas del futuro”:

1.- Oficina Remota. Aprender de los ya existentes nómadas digitales. Tenemos tecnología, tenemos redes sociales para interactuar con el exterior e interior de la empresa. Y sin dejar atrás la posibilidad de expandir el talento, cualquier empresa puede contratarte.

2.- Modelo Híbrido. Trabajar uno o dos días de forma remota y el resto en la oficina.

3.- Modelo Remoto Plus. Una semana en la oficina, seguida de tres semanas en remoto. Para no dejar de contactar con tus compañeros.

4.- Hub & Spoke. Consiste en que la empresa «se expanda, con oficinas remotas en otras ciudades o países para aprovechar las habilidades locales».

5.- Tiempo de Calidad. Este quinto modelo tiene que ver con las empresas que priorizan la calidad de producción, sin supervisar tanto el tiempo de trabajo: no importa que los empleados trabajen de 9 de la mañana a 5 de la tarde; cada persona es diferente y tiene sus compromisos. Lo importante es el trabajo resultante.

Todos estos nuevos modelos necesitan un alto nivel de confianza por parte de la empresa.

Y ahora entra nuestra propuesta, el trabajo desde casa y los espacios. Nuevas oficinas con nuevas formas de pensar ¿Cómo organizar nuestra oficina o hogar para convertirlos en un lugar de trabajo más seductor?

Hay quien piensa que el teletrabajo nos llevara a las afueras de las ciudades. Es una teoría bastante obvia, poder elegir vivir en el campo o la ciudad. Pero somos lo que somos, si una es urbanita, seguirá siendo urbanita, pero ya no dependerá de buscar una vivienda cerca de su trabajo, pero sí poder elegir la zona, barrio en qué quiera establecerse.

Buscar una vivienda, pero, además, luminosa y con espacios extra para el trabajo. No es difícil jugar con paneles movibles que separen espacios amplios y los conviertan en ambivalentes, jugando con la luz exterior y ventanas compartidas en dos estancias. Diversifiquemos nuestro hogar en aquello que necesitamos y cuando lo necesitemos.

Transformar hoy en una oficina lo que mañana puede ser un salón y así crear, con imaginación, esos habitáculos necesarios para una rutina diaria. Flexibilidad y agilidad del espacio.

En #ALBERTANORWEIG nos gusta escuchar a nuestros clientes para transformar esa comunicación en las necesidades adecuadas y poder delinear de la mejor manera posible el ambiente deseado. Nuestra misión, crear y diseñar espacios que no existen, espacios que nuestros clientes no pueden ver, pero una vez que se los mostramos y los descubran puedan hablarnos de ellos y de cómo los sienten.  Crear luz, corrientes de aire, cambios de espacios inesperados en distintas zonas de una vivienda, de una oficina, hacer el multiuso de zonas es cosa nuestra.

carmen.giner@albertanorweg.com

www.albertanorweg.com